Cosas que tienes que saber sobre El Gran Lebowski #cine

 

Diecisiete años después de su estreno, en marzo de 1998, a casi  todo el mundo le encanta El Gran Lebowski. Pero esto no siempre fue así. Al principio tuvo una recepción modesta, y la película fue tachada de “bicho raro” en la filmografía de los hermanos Coen. Desde entonces, su ascenso ha sido incontestable hasta la condición de “clásico del cine” de la que disfruta hoy en día. Además, todos los años por estas fechas se celebra en Estados Unidos el Lebowski Fest, un festival itinerante con numerosas actividades – fiesta de bolos incluida -, que convoca a miles de fans  en torno a esta película de culto.

Si tú también eres un Lebowski, seguro que quieres saber unas cuantas cosas curiosas sobre la película que aún desconoces.

Por ejemplo, que desde diciembre de 2014, El gran Lebowski se convierte en una película “protegida” por el Registro Nacional de Cine de Estados Unidos. Estatus del que gozan un total de 650 films. Su preservación para las futuras generaciones está asegurada al quedar a buen recaudo en la  Biblioteca del Congreso. Las autoridades elogian  la historia por su exploración de “la alienación, la desigualdad y la estructura de clases a través de un grupo de desafortunados personajes.”

el-gran-lebowski

Otra cosa curiosa. En opinión del propio Joel Coen la trama apenas importa para disfrutar de esta película. Están los performances, las secuencias musicales, la voz en off y sus citas memorables. Y es cierto que  la trama real de la película es secundaria para la mayoría de la gente. ¿Te acuerdas de que sucede con el dinero al final de la película? Joel Coen sabía que la trama sería confusa para los espectadores e imaginaba, antes de estrenarla, que esto no importaría demasiado.

La película se inspira en la magistral novela El sueño eterno del autor policíaco Raymond Chandler.  Pero a diferencia del detective Philip Marlowe, El Nota  se ve inmerso en situaciones límite y no parece preparado para lidiar con ellas. Es además un personaje que está presente en todas y cada una de las escenas de la película. Al estilo del cine negro, es un personaje-plomo. Aparece incluso en la escena donde Stormare y el resto de los nihilistas piden panqueques en un restaurante. El Nota puede verse  a través de la ventana del comedor, al fondo.

La confusión del título. El gran Lebowski hace referencia al millonario Jeffrey Lebowski, y no a El Nota. A Jeffrey Lebowski se le conoce como “El gran Lebowski”, y así aparece en innumerables ocasiones en el guión, aunque en la película la única prueba de que él es el Gran Lebowski sucede cuando el Nota se dirige a él como tal. Esto sólo ocurre dos veces en el largometraje.

jeffrey-lebowski
Nadie parecía querer el papel de Jeffrey Lebowski. Los hermanos Coen querían a Marlon Brando, que lo rechazó.  Se lo ofrecieron también a Robert Duvall (que no lo quiso porque no le gustaba el guión), Anthony Hopkins (estaba demasiado ocupado) y Gene Hackman (no quería renunciar a sus vacaciones).  El papel fue finalmente para el veterano actor David Huddleston.

Son crecientes los rumores de que se rodará una secuela de la película, aunque los propios directores lo desmientan una y otra vez.  Son los actores los que presionan a los Coen para que la hagan; como el propio John Turturro, al que le gustaría un spin-off del delincuente sexual Jesús Quintana. Un legendario personaje que, aunque parezca mentira, sólo aparece dos veces en la película; una, en la escena inolvidable en la que lame la bola.

Desde su estreno, han sido muchos los críticos de cine que han cambiado de opinión con respecto a la película.  Al principio también fue un fracaso en la taquilla,  apenas cubría los costes: 15 millones de dólares de presupuesto. Pero a lo largo de los años se ha convertido en un producto muy rentable, con grandes ganancias gracias a sus versiones en VHS, DVD y Blu-ray.

Es el largometraje que incluye más “joder”, “jodido”, “jodida” de la historia del cine. Sumando su aparición un total de 260 veces.

Según los hermanos Coen, el personaje de El Nota  se basa en parte en Jeff Dowd, un productor de cine que conocieron mientras trabajaban en su debut como directores con Sangre Fácil, en 1984. Dowd fue séptimo del Seattle Seven -siete miembros del Frente de Liberación de Seattle que ayudaron a organizar una protesta contra la guerra de Vietnam 1970. Walter Sobchak, el personaje que interpreta  John Goodman, también tiene una vida real: el escritor y director John Mulius, que luce gafas, barba y dice estar obsesionado con la guerra de Vietnam.  Aunque a diferencia de Walter, nunca se alistó en el ejercito debido a su asma crónica.

En 2014, el juez del Tribunal Supremo de Texas Debra Lehrmann citó la película en una decisión judicial en un caso de libertad de expresión.  El juez subraya la escena en la que la camarera de cafetería increpa a Walter: “Disculpe, señor. ¿Podría bajar la voz? Este es un restaurante familiar”. A lo que Walter Sobchak contesta: “Oh, por favor, querida. Para su información, el Tribunal Supremo ha rechazado rotundamente la censura previa”.

587698547

Debido a la vaguedad del mensaje de esta película, o la ausencia del mismo, se han dado interpretaciones muy creativas. Algunas de ellas dicen que Lebowski es “una parábola del capitalismo global”, una adaptación moderna de El extranjero Albert Camus” y un ejemplo de la filosofía del absurdo. Incluso hay quien sostiene que El Nota (The Dude) es un Jesucristo contemporáneo. De hecho el personaje dio luz a un movimiento religioso llamado “Dudeísmo”, que predica: nada de moralismo y trabaja tan poco como sea posible.

La alfombra de El Nota es, en muchos sentidos, la fuerza impulsora y parte del hilo argumental de la película.  El productor Joel Silver pensó que la película debería terminar con El Nota recuperando su alfombra de nuevo, pero los Coen nunca lo consideraron.

La banda sonora producida por Burnett T-Bone es una de las muchas razones por las que El Gran Lebowski se ha convertido en un clásico que perdura. Burnett pudo conseguir los derechos de las canciones de Kenny Rogers y los Gipsy Kings, y también agregó canciones de Captain Beefheart, Moondog y los derechos de una canción relativamente oscura de Bob Dylan llamada The Man in Me.  Sin embargo, tuvo dificultades para conseguir los derechos de la canción de los Rolling Stones, Dead Flowers, interpretado por Townes Van Zandt, que se puede escuchar durante los créditos finales. El ex manager de los Rolling Stones, Allen Klein, tenía los derechos de la canción y quería 150.000 dólares por ella. Pero Burnett convenció a Klein para que viera una primera versión de la película y ahora lo recuerda así: “Llegó la parte en donde El Nota dice: ‘¡Odio a los malditos Eagles, hombre!’, entonces Klein se levantó y dijo: ‘¡Ok, puedes utilizar la canción!’. Fue hermoso”

Los Eagles acabaron muy molestos con la película. El propio Jeff Bridges tuvo un encontronazo con el miembro de los Eagles  Glenn Frey. Según Bridges, “No me acuerdo de lo que me dijo exactamente, pero estaba muy mosqueado y yo apreté le culo todo el rato.”

La mansión del Sr. Lebowski es conocida como la  Mansión Greystone en la vida real, y ha aparecido en The Muppets, The Prestige, Hora punta, la red social, Doce del patíbulo, y en el vídeo musical de Meat Loaf  Haría cualquier cosa por amor (Pero no voy a hacer eso).


1.085 veces visto

log in

reset password

Back to
log in